Estudiantes de Columbia retoman la noche

Escrito por Ricardo Alatorre

Varios estudiantes de Columbia portando camisetas moradas se congregaron frente a Barnard Hall el jueves pasado, el día 19 de abril, a las 8:00pm de la noche, preparándose para un evento conocido como ‘Take Back the Night,’ entendido en español como “Retoma la Noche”. El nombre del evento se debe de entender no solamente como una referencia a su material, sino también como un llamado a la acción; todos los estudiantes se presentaron al evento con el propósito de protestarse en contra de la violencia sexual.

Antes de comenzar su marcha planeada alrededor de Morningside, una corta discusión se dio a cabo en la entrada de Barnard. Varias de las directoras del evento dieron las gracias a todos quienes lograron de hacer el evento una realidad, y dedicaron un espacio de cerca de diez minutos para delinear las metas del evento a largo plazo. Contundieron que a pesar de ser una buena institución de estudios superiores, Columbia padece de una ‘cultura de violación’ en donde se le reconoce a la violencia sexual como un mal endémico, pero en donde su erradicación no se le reconoce como prioridad.

Efectivamente, se habló del fenómeno cultural en donde se le atribuye la culpa (parcial o total) de dichos crímenes a sus víctimas. Demasiado seguido, notaron, se le ve a una mujer, víctima de un crimen de violencia sexual, acusada como cómplice de dicho crimen por haberse vestido de manera reveladora o por haber actuado de una manera atrayente. Este es un tipo de acusación que solamente sirve para proteger a aquellos quienes la han maltratado.

Sin embargo, algo que distingue a ‘Take Back the Night’ de otras manifestaciones en defensa de los derechos sexuales es que su enfoque no simplemente yació sobre mujeres afectadas por la violencia sexual, sino también sobre hombres quienes han sido víctimas de tales crímenes. En efecto, quienes organizaron la marcha la definieron como neutral de género. La manta que se portó al frente de la marcha fue sostenida por mujeres así como hombres, quienes también apoyaron el proyecto. Después de marchar al rededor de las calles que rodean Columbia, los estudiantes entraron al gimnasio de la universidad a tener una serie de pláticas entre ellos mismos sobre sus experiencias personales en cuanto a la violencia sexual. Dado a la calidad delicada del tema, se le pidió a la prensa no atender esta parte del evento, con el propósito de proteger la identidad y privacidad de estudiantes que tenían algo que compartir con sus compañeros.

Este evento se llevó a cabo unos cuantos días después de que se reportó un atentado de acoso sexual en Riverside Park. El 16 de abril, una mujer de 24 años se encontraba realizando ejercicios en el parque cuando un hombre se le acercó por detrás y la sostuvo por el cuello al intentar de violarla. La mujer logró quitárselo de encima y corrió fuera del parque, donde un conductor se detuvo a ayudarla. Fue llevada a un hospital local con heridas menores.

Los organizadores de Take Back the Night, al saber de este altercado, difundieron esta declaración para dejar claro la seriedad del problema:“La violencia sexual sucede en nuestros salones, nuestros dormitorios, en nuestras hermandades de mujeres y de hombres, así como College Walk. Cuando caminamos en este campus, podemos esperar tomar clases junto a, ser amigos con, o estar saliendo con mujeres, hombres, y gente de todo tipo de géneros que han vivido violencia sexual.”

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s