Columbia llega a Latinoamérica

Imagen cortesía de Monique Smith, Columbia Daily Spectator

“En el 2011, la oficina de estudiantes internacionales (International Students and Scholars Office) reportó que una cuarta parte de todos los alumnos en Columbia son internacionales, pero solo 8 por ciento de ellos provienen de Latinoamérica.”

Escrito por Melissa von Mayrhauser para el Columbia Daily Spectator; Traducido por Ricardo Alatorre

Aunque Columbia comenzó su iniciativa de construir centros globales en Europa, Asia, y el Me- dio Oriente, las noticias más recientes apuntan hacia Latinoamérica, donde Columbia ha estado trabajando cercanamente con gobiernos locales para construir dos centros nuevos.La universidad oficialmente abrió un centro global en Santiago, Chile el pasado 19 de marzo, y planea abrir otro en Río de Janeiro, Brasil este septiembre.

El presidente chileno, Sebastian Piñera, se reunió con el presidente de la universidad, Lee Bollinger, en Santiago durante la semana pasada con el propósito de firmar cuatro acuerdos, los cuales crearán asociaciones investigativas entre Columbia y instituciones chilenas. Los acuerdos crearán oportunidades para que se lleven a cabo más conferencias académicas, así como aumentar el nivel de colaboración científica que existe entre dichas instituciones.

Esta nueva asociación también aumentará la cantidad de estudiantes chilenos dentro de Columbia, según dice la directora del centro global en Santiago, Karen Poniachik.“El gobierno de Chile ha acordado financiar hasta quince estudiantes doctorales que sean aceptados a Columbia,” dijo Poniachik, “Así que vamos a trabajar para reclutar a estudiantes.”

DESDE SANTIAGO HASTA NYC

Varias iniciativas llevadas a cabo por el centro en Santiago ya están creando oportunidades para el intercambio estudiantil entre Chile y los Estados Unidos. La escuela de medicina de Columbia (College of Physicians and Surgeons), por ejemplo, tiene un programa de intercambio de educación médica con la Universidad Andres Bello y la Clínica Indisa de Chile.

El vicepresidente de centros globales, Ken Prewitt, mencionó que Columbia planea usar los cen- tros en Santiago y Rio de Janeiro como herramientas para reclutar a más estudiantes latinoamericanos.

“Vamos a tener un evento para los estudiantes aceptados, junto con ex-alumnos, y simplemente trataremos de convencerlos a venir a Columbia, recal- cando que somos una universidad global,” dijo Prewitt.

En el 2011, la oficina de estudiantes internacionales (International Students and Scholars Office) reportó que una cuarta parte de todos los alumnos en Columbia son internacionales, pero solo 8 por ciento de ellos provienen de Latinoamérica.“Ahora mismo, la cantidad de estudiantes brasileños en Columbia es muy modesta,” dijo Thomas Trebat, el director del Instituto de Estudios Lationamericanos (ILAS). “Debería de ser posible incrementar esa cantidad.”

Sin embargo, Trebat – quien pronto será el primer director del centro en Río de Janeiro – dijo que será complicado intercambiar estudiantes e investigadores entre Columbia y Río de Janeiro, dado a la distancia entre ambos.“Brasil esta muy lejos… ¿que tan seguido en realidad podremos atraer gente, estu- diantes, profesores, e investigadores de Columbia?”, dijo. “¿Acaso podremos establecer un tráfico considerable?”

UN SEGUNDO CENTRO

El centro en Santiago ya llevaba por lo menos un año en construcción, pero administradores de Columbia decidieron planear un segundo centro en Latinoamérica dado a la cantidad creciente de centros en Europa, Asia, y el Medio Oriente.

Aunque administradores consideraron varios locales para un centro nuevo, incluyendo a México, escogieron Río de Janeiro dado a la bienvenida que recibió Columbia de parte del gobierno local, así como su promesa de asociaciones investigativas.

Oficiales locales le ofrecieron a Columbia un espacio en Rio de Janeiro, donde Trebat pasará los próximos meses preparando su apertura en septiembre.“La oficina será una muy pequeña dado a que es parte de la filosofía de la universidad, y dado a que hace sentido financiero,” dijo Trebat.

Oficiales locales le ofrecieron a Columbia un espacio en Rio de Janeiro, donde Trebat pas- ará los próximos meses preparando su apertura en septiembre.“La oficina será una muy pequeña dado a que es parte de la filosofía de la universidad, y dado a que hace sentido financiero,” dijo Trebat.

Antes de que la oficina en Río de Janeiro se convierta en un centro global, será simplemente una división del Centro de Estudios Brasileños (Center for Brazilian Studies) de Columbia.

Fernando Sotelino, profesor de economía en SIPA, dijo que Brasil tiene una larga historia de relaciones con los Estados Unidos y que ha tomado grandes pasos hacia su estabilización económica, lo cual significa que este es un momento ideal para que Columbia se asocie con el país.

“Brasil es un país con muchos, pero muchos, problemas sociales, pero también es la sexta economía más grande del mundo,” dijo Sotelino. “Así que una universidad como Columbia… fomentar dicha relación le resulta natural.”Investigadores en el centro de Río de Janeiro se enfocarán en al menos tres temas, dijo Trebat: sustentabilidad urbana, edu- cación, y la competitividad de la economía brasileña.

Bollinger notó que Columbia consideró oportunidades de financiamiento y el nivel de crecimiento económico del país cuando decidió en donde se encontraría el segundo centro global latinoamericano.

“Hace mucho sentido situarse en el país más grande con la economía más grande, y Río es un gran lugar donde también tendremos la oportunidad de tener el financiamiento necesario para establecer un centro,” dijo Bollinger en una entrevista telefónica la semana pasada.

Todos los centros globales, incluyendo el de Brasil, tendrán que depender de donaciones locales para financiarse, lo cual significa que establecer asociaciones financieras es la clave de su éxito. Entender cómo navegar diferentes sistemas financieros será uno de los retos que tendrán que enfrentar los administradores de los centros.“Cuesta mucho operar en Brasil,” dijo Trebat. “No es cualquier cosa. La tasa de cambio se ha apreciado mucho en los últimos años.”

UN CENTRO DE ACTIVIDAD LATINOAMERICANO

El centro de Santiago esta en un estado de transición. Administradores están desarrollando un plan para balancear investigación enfocada en temas Chilenos junto con investigación enfocada en temas regionales y globales.

“Todos comprenden que la idea no es simple- mente enfocarse en Chile, no se trata de enfocarse solamente en Latinoamérica, sino coordinar actividades allí con actividades alrededor del mundo a través de los centros globales,” dijo Bollinger.

Trebat y Poniachik, los directores de ambos centros Latinoamericanos, están trabajando juntos para decidir como confrontar retos en cuestiones de investigación regional. Administradores del centro en Santiago también se preparan para trabajar junto con los otros centros globales en cuestiones del manejo de agua y cuestiones climáticas, entre otros temas.

“Chile tiene enormes retos cuando se trata del manejo de agua,” dijo Poniachik. “Este es un reto que Jordania y China tienen, así que tenemos que trabajar juntos en alguna programación en esta área. El tema del agua es global.”

Administradores planean que el centro de Santiago sirva como un centro de actividad regional para países latinoamericanos aparte de Chile. El centro colaborará junto con el Instituto de Estudios Latinoamericanos de Columbia, así como el Entrepreneurship and Competitiveness in Latin America Program, para enseñarle a estudiantes latinoamericanos sobre la iniciativa empresarial en un mundo globalizado.“Nuestra meta es trabajar con otros países latinoamericanos,” dijo Poniachik. “Vamos a aliarnos con instituciones en Argentina, Columbia, y Perú para analizar temas a través de una perspectiva más amplia.”

Investigadores también confrontarán retos es- pecíficamente Chilenos. Gabriel Weintraub, profesor de economía chilena, también parte del comité de dirección de facultad, dijo que innovación, desigualdad, y la educación son tres temas en los que el centro podría enfocarse.

“Ha habido mucho crecimiento en Chile, pero todavía hay porciones de la población que no se ha beneficiado de este crecimiento,” dijo Weintraub.

Weintraub agregó que la investigación en el centro de Santiago podría impactar como se lleva a cabo la política chilena.

“Es un país pequeño, y la gente por lo general esta muy abierta a las ideas de académicos,” dijo Weintraub, “Es muy común que académicos ejerzan una influencia sobre quienes mantienen las posicio- nes más altas del país.”

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s