Catholic Mass, ¿en español?

La parroquía de Notre Dame en Morningside Drive Nueva York

Escrito por Ricardo Daniel Alatorre

La Iglesia de Notre Dame, Church of Notre Dame en inglés, Eglise de Notre Dame en francés, tiene dos entradas. La entrada principal tiene a la calle Morningside Drive por enfrente, y es aquí por donde la gran mayoría de los residentes de Morningside Heights y otros vecindarios deciden entrar para celebrar la misa católica, ya sea cada domingo durante una hora como es de costumbre, o durante las misas más cortas que se ofrecen entre semana. La otra entrada es mucho más pequeña, y es ahí por donde nuestra editora, Brenda Salinas, y yo nos dirigimos a la rectoría con la intención de entrevistar al padre John Paddock sobre las nuevas misas.

No todas las misas son iguales en contenido: unas se dan en inglés, otras en francés. El uso del idioma francés en Notre Dame tiene su origen en que la iglesia fue fundada por padres franceses que buscaban propagar la devoción hacia Nuestra Señora de Lourdes en Nueva York. Desde entonces, la población de Morningside Heights, Harlem, y Manhattan en general ha cambiado fundamentalmente en su constitución, y hoy en día hay más hispanoparlantes que nunca en la comunidad. La iglesia hoy se prepara para ofrecer misas en español comenzando este 15 de abril del 2012 a las 10:00am.

Msgr. John Paddock nos recibió en la rectoría, dirigiéndonos hacia su oficina para charlar. Un escritorio, una computadora, un librero, y unas cuantas sillas formaban la mayor parte de todos muebles en el cuarto. En cuanto a decoraciones, había de todo: lo que parecía ser un póster diseña- do por alguna asociación juvenil quedaba recargado contra la pared, una lámpara yacía en la esquina del cuarto, y una pequeña imagen de la Virgen de Guadalupe, un símbolo católico muy mexicano, quedaba guardada en el librero. Pequeña quizás, pero presente, y llamativa.

El padre nos informó que la misa en español, así como la presencia latina en Nueva York (quizás como la Virgen de su oficina), no era algo exactamente nuevo. Misa en español se ofrecía en Notre Dame mucho antes de que el padre Paddock se haya hecho a cargo de la iglesia, pero se dejó de ofrecer en el 2003, cuando se dio la situación en la cual los nuevos padres que manejaban la iglesia no dominaban el español.

Por cuestiones de logística, se quedaron con el inglés, el francés, y en ciertas ocasiones, el alemán.

El padre Paddock, así como unos cuantos de sus ayudantes, domina el español. Cuando le mencioné que yo era originario de Monterrey, nos dejó saber que hace poco había presidido sobre una misa en esa ciudad, y que, a pesar de los problemas de inseguridad que tiene la urbe, le había parecido una hermosura. Msgr. Paddock ha tenido una trayectoria eclesiástica inusual, viajando desde Francia a distintas congregaciones en Latinoamérica, incluyendo Puerto Rico y la República Dominicana. Sus experiencias en Francia le permitieron dominar el francés, mientras que su tiempo en la República Dominicana le permitió aprender el español, “En realidad sentí que logré conocer a la gente y al lenguaje… Los serví por alrededor de 27 años,” nos dice. Estas experiencias, nos cuenta, le permitieron en una ocasión llevar a cabo una misa de matrimonio en ingles, español, y francés al mismo tiempo.

Este tipo de experiencias lo han preparado perfectamente para estar en una posición de liderazgo en Notre Dame. Dado a que el área de Morningside Heights es más institucional que residencial, quienes atienden sus misas tienden a ser no sólo de Morningside, sino también de otras secciones del área metropolitana. Vienen de todos lados, desde Harlem a Newark, a celebrar la misa del domingo. Sus orígenes fundamentales, sin embargo, son aun más diversos y lejanos. Entre la congregación la lengua española es representada por puertorriqueños, dominicanos, entre otros. Son estas comunidades las cuales poco a poco discutieron y le sugirieron a la administración de la iglesia que se ofrezca una misa en español.

Dependiendo de cuanta gente termina asistiendo a la misa que se va a dar el 15 de abril, la administración considerará mantenerla, y quizás tener dos misas semanales en español para acomodar a la ya establecida residencia latina de Manhattan. Por mientras, la iglesia se ha dedicado a promocionar la nueva misa a través de posters y anuncios en periódicos locales.

Sin embargo, un elemento esencial para la misa del 15 de abril y para futuras misas que todavía hace falta es la ayuda que podría recibir la iglesia de parte de residentes de Morningside, así como estudiantes de la universidad, para llevarla a cabo de una manera satisfactoria. Se requiere gente que conozca himnos que la gente hispanohablante reconozca y este dispuesta a cantar, así como lectores.

Nos dice el padre Paddock, “Me encantaría ver a más estudiantes participar… ya sean de la comunidad internacional o simplemente aquellos estudiantes americanos que dominan el español”. Ya hay algunos dentro de la comunidad que se han sumado al nuevo evento, nos dice, “Unos cuantos me dicen ‘creo que seré un lector, o creo que podría ayudar con hospitalidad’ y parecen estar muy ansiosos por comenzar.”

Acabando la entrevista, Msgr. John Paddock nos dio una despedida cordial, así como una invitación a atender la misa del 15 de abril, pidiéndonos alentar a cualquier conocido que esté interesado en atender. Salimos por la entrada secundaria al mediodía de aquel domingo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s