Visita de el ex-presidente Ricardo Lagos a la Universidad de Columbia

Por Andrea Viejo

El pasado 27 de enero, el ex Presidente Chileno, Ricardo Lagos, se presentó ante la sociedad de estudiantes Latinoamericanos (LATAM SIPA) de la School of International and Public Affairs de la universidad de Columbia. El propósito de la reunión fue presentar el nuevo libro del ex mandatario titulado “El tigre del sur: la lucha de Chile por un futuro democrático y próspero”.

Lagos fungió como líder de su país de los años 2000 al 2006, sin embargo su lucha por la democracia ha sido parte fundamental de toda su carrera política. Durante la plática impartida contó a base de anécdotas como es que había sido la transición hacía la democracia en su país. Cabe hacer notar que el ex mandatario fue un fuerte enemigo de Agusto Pinochet, dictador de Chile desde 1973 hasta 1990. Vivió en el exilio desde el golpe de estado del dictador en 1973, y regresó a su país natal en 1978 como empleado de las Naciones Unidas. Sin embargo, en 1983 dejó su puesto en las Naciones Unidas para unirse al partido de oposición de Pinochet, la Alianza Democrática, y así luchar por la caída del régimen. Fue hasta un referéndum en 1989, en gran parte liderado por los esfuerzos políticos de Ricardo Lagos, que Pinochet perdió su poder. Tal como lo explica Lagos en su nuevo libro, la transición a la democracia de Chile fue una que constó de décadas de trabajo, sangre derramada, oposición y mucho esfuerzo.

Entre las anécdotas compartidas por Lagos, está la de recordar el ambiente de terror y decepción que se vivió en Chile durante su lucha por la democracia. Recordó también que cuando era maestro, sus estudiantes se rehusaban a reconocerlo en ambientes públicos por que sus lecciones trataban de temas controversiales. Una vez en una conferencia de la ONU una de sus estudiantes miró al piso rehusando reconocerlo, y después le dijo “Señor Lagos, no puedo admitir haberlo conocido antes de esta conferencia. Si me interrogan mañana y digo que éramos conocidos desde antes… bueno, usted tiene que reconocer que sus lecciones son clandestinas”. También recordó que cuando empezó a hacer campaña con el Partido por le Democracia, la rencarnación de la izquierda Chilena asustaba a los ciudadanos. Aquel era un partido socialista que había sido prohibido desde el golpe de estado de Salvador Allende, y Lagos recontó como en algunos pueblos la gente aún estaba asustada de que mostrar simpatía por ella traería repercusiones.

Lagos reconoció que su libro ha sido publicado en un momento crucial en la historia de Chile, y que la historia de su país sigue siendo escrita. Hoy hay igual de reformas que las que hubo inmediatamente después de la dictadura. Durante las últimas dos décadas de libertad Chilena, la economía ha crecido casi por 600 porciento, sin embargo el país continúa siendo uno de los más inequitativos del mundo. Dentro de los países que forman parte de la OECD, Chile cuenta con la distribución más inequitativa de dinero. Es por eso que hoy en día las protestas estudiantiles han movilizado al país Sudamericano. Miles de estudiantes se encuentran protestando con los tradicionales “cacerolazos” de la década perdida,  demandando reformas no solo en el ámbito educativo, sino también económicas y sociales.  Lo que queda claro es que la nueva generación Chilena esta demandando su lugar en la política, y exigiendo reformas. Sin embargo, a pesar de la retórica liberal y las tácticas rebeldes de los estudiantes, la juventud Chilena esta contribuyendo a desarrollar la nueva democracia del país. Durante su conferencia, el ex Presidente Lagos,  se refirió a estudiantes protestantes en su país como “los hijos e hijas de la democracia Chilena”.

El pasado 27 de Enero, el ex Presidente Chileno, Ricardo Lagos, se presentó ante la sociedad de estudiantes Latinoamericanos (LATAM SIPA) de la School of International and Public Affairs de la universidad de Columbia. El propósito de la reunión fue presentar el nuevo libro del ex mandatario titulado “El tigre del sur: la lucha de Chile por un futuro democrático y próspero”.

Lagos fungió como líder de su país del 2000 al 2006, sin embargo su lucha por la democracia ha sido parte fundamental de toda su carrera política. Durante la platica impartida contó a base de anécdotas como es que había sido su transición hacía la democracia en su país. Cabe recalcar que el ex mandatario fue un fuerte enemigo de Agusto Pinochet, dictador de Chile de 1973 hasta 1990. Vivió en el exilio desde el golpe de estado del dictador en 1973, y regresó a su país natal en 1978 como empleado de las Naciones Unidas. Sin embargo, en 1983 dejó su puesto en las Naciones Unidas para unirse al partido de oposición de Pinochet, la Alianza Democrática, y así luchar por la caída del régimen. Fue hasta un referéndum en 1989, en gran parte liderado por los esfuerzos políticos de Ricardo Lagos, que Pinochet perdió la dictadura. Tal como lo explica Lagos en su nuevo libro, la transición a la democracia de Chile fue una que consto de décadas de trabajo, sangre derramada, oposición y mucho esfuerzo.

Entre las anécdotas compartidas por Lagos, se encontraba el recalcar el ambiente de terror y decepción que se vivió en Chile durante su lucha por la democracia. Recalco como cuando era maestro, sus estudiantes se rehusaban a reconocerlo en ambientes públicos por que sus lecciones trataban con temas controversiales. Una vez en una conferencia de la ONU una de sus estudiantes miró al piso rehusando a reconocerlo, y después le dijo “Señor Lagos, no puedo admitir haberlo conocido antes de esta conferencia. Si me interrogan mañana y digo que éramos conocidos desde antes… bueno, usted tiene que reconocer que sus lecturas son clandestinas”. También recordó como cuando primero empezó a hacer campaña con el Partido por la Democracia, la rencarnación de la izquierda chilena asustaba a los ciudadanos. Aquél era un partido socialista que había sido prohibido desde el golpe de estado de Salvador Allende, y Lagos recordó como en algunos pueblos la gente aún estaba asustada de mostrar simpatía por ella porque traería repercusiones.

Lagos reconoció que su libro ha sido publicado en un momento crucial en la historia de Chile, y que la historia de su país sigue siendo escrita. Hoy hay el mismo número de reformas que que hubo inmediatamente después de la dictadura. Durante las últimas dos décadas de libertad chilena, la economía ha crecido casi un seiscientos porciento sin embargo el país continúa siendo uno de los más inequitativos del mundo. Dentro de los países que forman parte de la OECD, Chile cuenta con la distribución más inequitativa de dinero. Es por eso que hoy en día las protestas estudiantiles han movilizado al país Sudamericano. Miles de estudiantes se encuentran protestando con los tradicionales “cacerolazos” de la década perdida,  demandando reformas no solo en el ámbito educativo, sino también económico y social.  Lo que queda claro es que la nueva generación chilena está demandando su lugar en la política, y exigiendo reformas. Sin embargo, a pesar de la retórica liberal y las tácticas rebeldes de los estudiantes, la juventud Chilena esta contribuyendo a desarrollar la nueva democracia del país. Durante su conferencia, el ex Presidente Lagos,  se refirió a estudiantes protestantes en su país como “los hijos e hijas de la democracia chilena”.

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s