Programa de mentoría en Columbia a dueños de negocios pequeños

Por Gina Leee para el Columbia Daily Spectator, traducido por Raúl Mondragón Fierro

Tony Curtis manejaba su negocio de contratista desde su vagoneta con su iPhone cuando decidió hacer una solicitud en Columbia Construction Trades Certificate Mentorship Program.
Un distribuidor local de mármol le entregó la solicitud el mismo día de la fecha límite cuando recogía unos materiales para un trabajo. Meses después, en enero del año 2009, estaba fuera de su vagoneta y sentado en una clase de Columbia.

El programa de tutoría, ahora en su cuarto año de funcionamiento, dura dos años y es administrado por la ciudad y la universidad para ayudar a minorías, mujeres y negocios locales a manejar sus negocios más eficientemente e impulsarlos a obtener mejores contratos corporativos. Los negocios que se inscriben en el programa cumplen con un año de currículo académico y otro de entrenamiento especializado y prácticas. La Escuela de Educación Continua dirige las clases, certifica a los graduados y les da la oportunidad de competir para desarrollar los proyectos de la universidad.

Dennis Green, director del programa de maestría en administración de construcción en la Escuela de Educación Continua, dijo que el programa de mentoría tiene cupo para veinte contratistas independientes. “La idea es darles a los participantes, durante el periodo de 31 sesiones, una perspectiva general de los componentes principales que deben entender sobre su negocio,” explicó Green.

Green contó con la cooperación de Roy Wilson, ex-profesor en la escuela de ingeniería de Columbia y presidente de Wilson Management Associates, para diseñar la porción académica del programa de mentoría, basado en el programa de la maestría en administración de construcción.

Según Wilson, el nivel educativo de los participantes varía, desde quienes tienen diploma de preparatoria hasta quienes tienen títulos en derecho, pero también dijo que todos necesitan más conocimiento en las áreas de mercadotecnia y negocios. “Alguien que es un licenciado probablemente tiene poco conocimiento sobre recursos humanos, mercadotecnia,” dijo Wilson. “Descubrimos que ellos aprendieron mucho sobre mercadotecnia—no sabían lo importante que era presentarse de cierta forma,” dijo Green.

Aunque los participantes no reciben títulos o diplomas, la asistencia es obligatoria, y quien falte a más de tres clases es descalificado del programa. De 60 dueños de negocios pequeños que han participado en los últimos tres años, 53 han recibido certificaciones. El programa de estudio incluye conferencias con profesionales cada semana. “Cuando se es dueño de negocios pequeños, no se trabaja con nadie, no se coopera con nadie. Cuando se crece, se necesita empezar a colaborar con otros ejecutivos,” dijo Wilson, añadiendo que esa es la razón por la cual reunió mentores de compañías grandes de construcción para ayudar a los estudiantes.

“Tratamos de crear analogías entre una compañía grande y una pequeña para que los estudiantes entiendan,” dijo Kevin Sharkey, vicepresidente de Turner Contruction Company y mentor del programa el año pasado. “El hecho de que tenemos que crear y mantener y trabajar mucho para proteger una marca no debe ser diferente.” Wilson añadió que los estudiantes asistían a la oficina de la compañía y aprendían a solicitar proyectos de manera directa de compañías como la suya.

Aun así, tienen que llenarse ciertos requisitos para entrar al programa y éstos limitan aún más el  número se solicitudes. Los ingresos del negocio deben oscilar entre los $100,000 y los $5,000,000. La-Verna Fountain, vicepresidenta de servicios de construcción y comunicaciones, dijo, “Elegimos negocios que creemos se beneficiaran a través del programa,” los cuales no siempre son los negocios con los ingresos más bajos.

“Desde nuestro lado, es imperativo no imponer nuestra definición de éxito,” notó Fountain. “Muchos de los negocios que han venido no han tenido deseos de crecer. Ellos han venido para que les ayudásemos a estabilizarse.” Aunque la solicitud se hace solamente a través del internet, lo que excluye a dueños que no tienen conocimiento en el uso de computadoras, Fountain dijo que es importante para esos individuos adaptarse al mundo moderno de los negocios. “Sea que estés trabajando con una institución como Columbia o no, en el futuro, necesitas entender la tecnología,” dijo Fountain.

Fountain continuó diciendo que, con la recientes modificaciones, el programa se ha incorporado al nuevo Corporate Alliance Program (CAP) que ha establecido la ciudad. Este movimiento ha atraído a cuatro grandes corporaciones —BNY Mellon, Con Edison, Goldman Sachs y National Grid— a impartir prácticas adicionales en las áreas especificas donde se desarrollan los contratistas. Fountain dijo que los nuevos socios corporativos proveerán asistencia técnica adicional a través de seminarios sobre la sindicalización, los acuerdos laborales y los esfuerzos en sostenibilidad, además de sesiones individuales con los participantes. “Les damos entrenamiento académico, pero necesitan entrenamiento adicional para solicitar los proyectos, crear un registro financiero y entender sus obligaciones legales,” dijo Fountain.

Los participantes en los nuevos programas de tutoría serán invitados a conocer a gerentes de Columbia y de los cuatro socios corporativos. “Mediante la introducción a la cultura corporativa, expandiremos el conocimiento y la visión de los estudiantes sobre lo que significa trabajar en ese ambiente,” dijo Fountain. “Crearemos oportunidades para establecer contactos con gente que toma las decisiones en cada una de esas corporaciones.” Además de la interacción con corporaciones exitosas, los participantes aprenderán sobre la administración en construcción y asistirán a 36 talleres académicos enfocados en fomentar las relaciones con socios corporativos para expandir sus pequeños negocios. Aun con la expansión del programa, continuará siendo gratis para los participantes.

Mientras tanto, desde que se graduó, Curtis ha establecido una oficina en la Calle 125 y Lenox Avenue, de donde maneja su negocio ‘renovado’. “Si se trata de cómo vender, o del manejo adecuado de mis finanzas, siempre puedo referirme a una de las clases que tomé en Columbia,” dijo Curtis. “Estoy en la cúspide del crecimiento exponencial de mi negocio.”

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s