Alumnos de secundaria estudian en un jardín local

por Shayna Orens para el Columbia Spectator, traducido por Jenny Payne

La primera vez que Meredith Hill (BC ’07, TC ’10), maestra de Columbia Secondary School, llevó a sus estudiantes de primero de secundaria al jardín situado en la calle 119, ellos temían ensuciarse.

Desde entonces, algunos de sus estudiantes han ayudado a convertir el espacio en la calle 119th y Amsterdam en un floreciente jardín. Este programa es solo una de las iniciativas sostenibles para el medio ambiente de la escuela Columbia Secondary, ubicada en la calle 123 entre las avenidas Amsterdam y Morningside.

Hill, la coordinadora de sostenibilidad del medio ambiente de la escuela, se ha centrado en conectar la ecología con el ambiente urbano durante muchos años. Cada mes de junio, Hill imparte una clase sobre el medio ambiente y la comida, a través de la cual los estudiantes visitan al mercado “verde” de Union Square, van de pesca en el río Hudson, y pasan una semana en una granja orgánica en el norte del estado de Nueva York. Después, discuten como podrían aplicar lo que aprendieron al ambiente urbano.

“La experiencia, de ensuciarse completamente al recoger huevos de gallina… es alucinante para ellos,” dijo Hill.

La semana pasada, la cafetería de la escuela utilizó algunos ingredientes del jardín de verduras para preparar el almuerzo.  Los estudiantes cosecharon albahaca y la cafetería la utilizó para preparar pasta con vegetales y pesto.

“Fue excelente porque los jóvenes podían ver que lo que están cultivando en el jardín era lo que los otros estudiantes comían para el almuerzo,” dijo Hill.

Columbia Secondary School está registrada con Grow to Learn NYC, una iniciativa para promover la creación de jardines en escuelas alrededor de la ciudad, que ya incluye más de 120 escuelas. Erica Keberle (SIPA ’10), la coordinadora de Grow to Learn de la escuela, dice que la oportunidad de pasar tiempo en un jardín es rara para los jóvenes de la ciudad.

“En la cuidad de Nueva York tenemos 1,600 escuelas y 1.1 millones de jóvenes. Muchos patios de recreo están cubiertos con asfalto,” dijo Keberle. “Usualmente no hay mucho espacio verde donde los jóvenes puedan jugar o aprender.”

Anna Newman (BC ’12), una estudiante que hace una práctica en el jardín, dijo que estas oportunidades son especialmente importantes para los estudiantes que viven en Nueva York.

“Para los jóvenes que viven en la ciudad y que han estado aquí toda su vida, la oportunidad de venir aquí y ensuciarse cultivando alimentos es muy interesante,” dijo ella.

Ambas Hill y Newman dijeron que los estudiantes ya se sienten dueños colectivos del jardín y que ellos han tomado una parte activa en las reuniones con el coordinador de alimentos de la escuela del Departmento de Educación.

“He oído a los padres de familia decir: ‘Mi hijo está pidiendo que vayamos de compras al mercado de agricultores,’ y ‘Mi hijo nos recuerda que podemos usar cupones de alimentos en el mercado de agricultores’,” dijo Hill. “También hay algunos jóvenes que dicen que están cocinando para sus familias.”

Josh Arky (CC ’13) presidente de 4 local, una organización de la universidad que promueve el consumo de alimentos locales agronómicamente sostenibles, dice que este tipo de conocimiento es necesario actualmente, ya que para muchos es más fácil visitar un restaurante de comida rápida que comprar alimentos extranjeros en un supermercado.

“Desarrollar el conocimiento desde pequeños del estado del sistema agrícola es cada vez más y más importante,” dijo Arky. “Entre más cosas ocurren, más sabemos sobre estos problemas, y puede llevarse a cabo algún cambio”.

Pensando sobre el futuro del programa, Hill dice que quiere hacer el jardín más accesible a todo el barrio y usarlo para extender la iniciativa del uso del abono vegetal en la escuela, para eliminar los residuos de alimentos en los tiraderos de basura.

La escuela también está buscando nuevas formas de integrar el jardín al plan de estudios.

“Puedes ir a la clase de ciencias y discutir sobre la ecología o el ciclo de crecimiento,” dijo Newman. “Desde la perspectiva de las ciencias sociales, puedes examinar como la comida es importante culturalmente y como se incorpora a nuestra vida. El jardín puede incluirse como aprendizaje en todas las clases.”

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s