¿Qué es “Occupy Wall Street?”

por Bruno  Esquen

En las últimas semanas alumnos de la universidad de Columbia  University fueron arrestados por su participación en la protesta Occupy Wall Street. La policía de Nueva York (NYPD) arrestó a los estudiantes y a otros protestantes bajo cargos de bloqueo de tráfico vehicular, insubordinación al no obedecer la orden de moverse, e inapropiado uso de la calzada. Justine Lyons, BC’13, quien escapó el arresto de suerte, le comentó al Columbia Daily Spectator que “la policía dice haber dado una alerta antes de comenzar los arrestos.  Sin embargo, cuando se está tratando con un grupo que supera los miles de personas, es obvio que no todos van a  poder oír la alerta”.
Algunos protestantes incluso cuestionan el rol del NYPD debido a que JP Morgan, una de las firmas mas importantes de Wall Street, dirigió una donación de más de 4 millones de dólares a esta institución meses atrás. Segun los protestantes, esto pone en cuestión la clase de relaciones existentes entre Wall Street y esta organización del estado. Debido al impacto que esta protesta ha tenido en la comunidad de Columbia University así como en sus alrededores, y debido a la escala global que ha adquirido, es necesario saber más acerca de Occupy Wall Street.

Occupy Wall Street es un movimiento de protesta que fue iniciado el 17 de septiembre del 2011 en Nueva York. Este movimiento protesta entre otros asuntos, contra la desigualdad social y económica,  la codicia corporativa y la influencia del dinero corporativo en el gobierno. Hasta el 9 de octubre, la protesta que comenzó en Nueva York se ha extendido a otras setenta ciudades.

Actualmente existe mucha controversia sobre cuáles son los objetivos y demandas de Occupy Wall Street.

        Adbusters, un grupo que se considera uno de los principales organizadores de la protesta, escribío en su sitio web que la protesta exige que el Presidente Obama “cree una comisión presidencial encargada de eliminar la influencia que el dinero tiene sobre los representantes del estado de Washington.” Michael Moore, un comentador liberal famoso por sus documentales, sugirió en una entrevista en CNN que está protesta es muy distinta a cualquier otra pues tiene una variedad de demandas relacionadas a un tema común: la corrupción del gobierno y la excesiva influencia de los negocios más grandes de los EEUU y de algunos pocos en las leyes y política americana.

           Sin embargo, hay quienes consideran que las demandas de esta protesta no son muy claras o no han identificado al verdadero problema. El presidente de la universidad de Columbia University, Lee Bollinger, opinó al respecto en una reunión informal con estudiantes que tuvo lugar el 11 de octubre . “Atacar a Wall Street y atacar a la gente de mayor riqueza en el país es una simplificación muy seria de los verdaderos problemas de Estados Unidos y de las causas de la crisis. Ellos tuvieron mucho que ver con la responsabilidad del colapso pero no fueron los únicos.”

          Aún si consideramos que la protesta esta atacando un verdadero problema, las demandas de los mismos participantes difieren en varios puntos y una agenda específica aún no ha sido identificada. Más aún, una encuesta conducida por New York Magazine en la cual se entrevistó a 100 protestantes descubrió que 46% creen que el capitalismo “no es fundamentalmente malo pero necesita ser regulado”, 37% considera que el capitalismo “no puede ser salvado, es inherentemente inmoral”, y un 17% no respondió la pregunta.  El resultado de esta encuesta muestra la diferencia de opiniones acerca del curso de acción a tomar que existe entre los mismos protestantes. Con tanta variedad en los objetivos y demandas, la protesta ha sido criticada por su falta de énfasis y agenda de acción. Ginia Belfante, una periodista en el New York Times, criticó “la falta de cohesión del grupo y su aparente deseo de imitar al progresismo en vez de ponerlo en práctica con conocimiento.” Incluso estudiantes de Columbia University también critican la falta de enfoque de la protesta. Layla Tavangar, BC ’15, comenta que “la protesta no esta siendo efectiva. Están buscando un cambio en el sistema pero una simple protesta no va a lograrlo. Esfuerzos mas concentrados como escribir cartas al congreso serían mas efectivos…necesitan ser mas enfocados y realistas.”

             Con o sin agenda de demandas específicas, la protesta ha ido creciendo y encontrando más apoyo a escala global. La protesta crecio (creo q crecio lleva acento en la o) desde 1,000 participantes que marcharon en la primera semana hasta tener 15,000 protestantes en la tercera semana. A la fecha, 780 personas han sido arrestadas. La protesta espera ser representada en 15 ciudades de Estados Unidos y en más de 25 países. Según los eventos publicados en Facebook y Meetup, algunos países cuentan con más de 40,000 personas que planean asistir a las demostraciones.  El impacto global de esta protesta es evidente: la cadena de noticias del estado de China argumento recientemente que esta protesta revela “problemas fundamentales” en la economía de EEUU y de su sistema político. Asimismo, Hugo Chávez, presidente de Venezuela, condenó la “horrible represión” de parte del NYPD hacia los activistas de Occupy Wall Street, y extendió su solidaridad hacia ellos.
La protesta continuara hasta que el gobierno tome acción. La próxima demonstración sera el 15 de octubre.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s