Las escuelas de Morningside Heights reciben resultados decepcionantes en las evaluaciones de la ciudad

por Laura Chadwick y Emily Neil para el Columbia Daily Spectator Traducido por Alexandra Lotero

Tres escuelas de Morningside Heights bajaron de calificación B a calificación C en las evaluaciones de la ciudad este año, aunque algunos padres dijeron que las escuelas merecían calificaciones más altas.
Aunque tres escuelas públicas en el área de Morningside Heights obtuvieron la calificación más alta de A, otras tres escuelas—P.S. 36 Margaret Douglas, situada en la Avenida Amsterdam con Morningside Drive; P.S. 125 Ralph Bunche, situada en la Calle 123 con Amsterdam; y P.S. 145 situada en la Calle 105 con Amsterdam—bajaron de calificación B a calificación C, según las evaluaciones hechas públicas por la ciudad hace tres semanas.
Las tres escuelas que obtuvieron Cs recibieron calificaciones particularmente bajas en el rendimiento de los estudiantes, en la cual un tercio de los estudiantes alcanzaron el promedio de competencia en inglés y menos de la mitad alcanzaron el nivel de competencia en matemáticas. Solo el 23,9 por ciento de los estudiantes de P.S. 125 alcanzaron el nivel de competencia en inglés.
Sin embargo,  en P.S. 36—una de las escuelas que recibió una calificación de C—los padres expresaron su apoyo a los profesores y a la escuela.
“Nunca he tenido algo malo que decir de la escuela,” dijo Yohana Perata, madre de una estudiante del tercer grado en P.S. 36.
Rosanna Morel dijo que no esperaba ansiosamente la graduación de su hijo al fin de este año escolar. “Todo es bueno… los profesores, el personal, la directora—la escuela es simplemente maravillosa.”
Los resultados de una escuela en los exámenes del estado y la evaluación de la ciudad sobre el progreso de los estudiantes, el rendimiento de los estudiantes,  y además el ambiente escolar  contribuyen a la calificación anual. Los factores demográficos, tales como estudiantes que están aprendiendo inglés en ambientes normales de la clase y estudiantes negros e hispanos que están mejorando sus calificaciones en los exámenes, también influyen en la calificación.
A diferencia de años anteriores, el Departamento de Educación fijó la distribución de calificaciones, requiriendo que tres por ciento de las escuelas recibieran calificaciónes de F, siete por ciento calificaciónes de D, treinta por ciento calificaciónes de C,  treinta y cinco  por ciento calificaciónes de B, y veinticinco por ciento calificaciónes de A. Esta distribución fija dio como resultado un aumento en el número de Ds y Fs, que podría haber contribuido a bajar las calificaciones en las escuelas en Morningside Heights.
De todas maneras, algunas escuelas locales obtuvieron calificaciones altas. Mott Hall II, en la Calle 109 entre Broadway y Amsterdam, y KIPP Infinity Charter School, en la Calle 133 y Broadway, mantuvieron las calificaciones de A que recibieron el año pasado. P.S. 180 Hugo Newman en la Calle 120 y la Avenida Morningside, mejoraron su calificación de una C a una B.
Con un director nuevo, quien según los padres está intensificando el currículo, P.S. 165 Robert E. Simon, en la Calle 109 entre Broadway y Amsterdam, mejoró su calificación de B obtenida el año pasado a una de A este año. En la evaluación, P.S. 165 sobresalió al mejorar sus calificaciones en los exámenes de inglés y de matemáticas y por tener un ambiente académico positivo.
Los padres en P.S. 165 hablaron con entusiasmo sobre los recientes cambios en la escuela que han beneficiado a sus hijos.
Delilah Martinez de 32años, habló positivamente del nuevo director Brett Gallini. “Han cambiado directores… hasta que lo hicieron bien,” dijo ella, observando que desde que Gallini llegó al puesto, “la escuela ha mejorado—hay una sensación verdadera de comunidad.”
Nuevos programas extracurriculares de arquitectura, música y teatro también han sido ventajosos tanto como una noche de currículo regular—una noche durante la cual los padres pueden conocer a los profesores, quienes presentan las opciones académicas que la escuela ofrece.
Hassania Ouachtouki, madre de un estudiante de P.S. 165, dijo que está satisfecha con la comunicación de la escuela con los padres.
“Voy a clase y veo como el profesor ayuda a los niños. Cada viernes me siento aquí una hora,” dijo Ouachtouki. “Me encanta esta escuela.”

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s