El presidente de Ecuador ofrece una plática en Columbia University

 por Brenda P. Salinas

Como parte de la serie “World Leader’s Forum”, Columbia University invitó a Rafael Correa, Presidente de la República de Ecuador a impartir una plática el viernes, 23 de septiembre. El discurso trató sobre  la libertad de la prensa, un tema bastante polémico en Ecuador.

Lee Bollinger, presidente de la universidad, explicó  la controversia al presentar al invitado. Según Bollinger, Correa ha sido acusado de censurar la prensa de su país. Sin embargo, el presidente a tenido éxito en crear reformas que han mejorado la situación económica en Ecuador. Bollinger explicó que el presidente ha demandado a varios periódicos y periodistas por calumnia, apoyándose en una ley ecuatoriana que prohíbe criticar a los gobernantes del país. Bollinger, experto en la libertad de expresión, comentó que en la historia del mundo, los gobiernos han tenido que superar el impulso de controlar los medios informativos para poder llegar a tener una democracia más abierta. Según él, el rol de los medios es  responsabilizar al gobierno.

El Presidente Correa empezó su discurso corrigiendo a Lee Bollinger al decir que se apoyó en una ley que protege a todos los ciudadanos, no solamente a los gobernantes, contra la difamación para demandar al Universal, el periódico más importante del país. Describió las sociedades como estructuras vulnerables, dado que la gente toma decisiones sobre el carácter de desconocidos basándose en información posiblemente errónea. Este tema caracterizó el resto de su discurso.

El Presidente Correa dirigió su plática hacia  las diferencias entre la cultura relacionada con el periodismo en Ecuador y en los Estados Unidos. Correa repitió varias veces que Ecuador no tiene la tradición de honestidad en los medios como los Estados Unidos y que sus agencias de prensa son monopolizadas por el sector elite. Actualmente, según Correa, los dueños de los medios de información más populares en su país pertenecen a seis familias. Cuando fue elegido en el 2007, la mitad de las estaciones de televisión del país pertenecían a banqueros. Además, según el presidente, los dueños de los medios no tienen como intención informar al público, sino participar activamente en el proceso político para defender sus intereses. Estas contradicciones éticas contribuyen a la manipulación del público por parte de las agencias de prensa según el invitado.

Correa dijo que algunos periodistas de su país escriben mentiras bajo la protección de la libertad de expresión y no se debe tolerar su conducta. Añadió que cuestionar la conducta de  los periodistas no implica privarlos de su derecho a la libertad de expresión, sino rectificar su profesionalismo. Correa mantuvo que un país en donde los ricos controlan los medios no goza de la libertad de expresión verdadera porque la voz del resto es excluida.

Respondiendo a los que lo acusan de censurar a la prensa, el presidente dijo que si los periodistas no se pudieran expresar libremente serían incapaces de decir que el gobierno les niega su derecho a hacerlo. También dijo que en Latinoamérica los medios privados normalmente están en contra de los gobiernos progresivos porque son negocios grandes dirigidos por ricos. Correa dijo que cuando estas empresas critican al gobierno tratan de remplazar la ley con la opinión porque en el  fondo están en contra de la democracia. El atestigua que los medios de su país abusan de su poder y los políticos se han convertido en su clientela.

El mandatario  también estuvo en desacuerdo con Lee Bollinger en un punto importante al decir que los medios no deben ser el contra-balance del gobierno porque no son democráticamente legítimos al no haber sido elegidos por el público. El Presidente recalcó la importancia de que más gente tenga acceso a las frecuencias de radio y de televisión. Por eso, ha facilitado la creación de medios públicos sin fines de lucro en su país. Estos incluyen estaciones de radio en comunidades indígenas, canales de televisión pública, entre otros.

El líder Sudamericano dijo que si un periodista o director abusa de su libertad de expresión debe ser castigado por calumnia. Según él, robarle a alguien su honor o su dignidad amerita ser penalizado como crimen. Enfatizó además, que los políticos no pierden su humanidad o el de sus familias al ser elegidos por el público.  Si los periodistas no se responsabilizan de sus palabras, Correa piensa que el resultado sería que solo las personas que no tienen nada que arriesgar encabezarían puestos políticos; las personas honestas buscarían cuidar su reputación personal y la de sus familias.

Rafael Correa terminó su discurso diciendo que los Estados Unidos no tiene que ser el ejemplo para todo el mundo. En realidad, según el Presidente, no hay una serie de leyes para todo los países. “Por ejemplo”, dijo, “Para nosotros la pena de muerte es inadmisible”.  Antes de darle la oportunidad al público de hacer preguntas, Correa admitió que tiene más preguntas que respuestas acerca de este tema porque puede ser que los controles del estado sean más dañinos que el problema mismo.

Al contestar preguntas del público, Correa recalcó que la diferencia entre opiniones y la calumnia es clara y que los medios informativos en Ecuador manipulan al público. También sugirió que los que lo acusan de presionar a los tribunales para encarcelar y multar a los periodistas son “mentirosos”.

Andrea S. Viejo, estudiante de primer año de Columbia College al dar  su opinión sobre la conferencia, comentó : “A pesar de que las normas para combatir los monopolios en la prensa empleados en Ecuador no han sido ideales, siento que el presidente Ecuatoriano hace bien en reconocer que se debe acabar con este tipo de problemas. Sin embargo, debemos de buscar alternativas para limitar el poder de agencias privadas en los medios de comunicación sin violar los derechos humanos a la libertad de expresión”.

Gladys Velez-Caicedo, estudiante de Barnard College expresó su emoción al tener la oportunidad de participar en este tipo de eventos opinando: “Es excelente que la Universidad se interese en traer diferentes perspectivas acerca de opiniones que no se escuchan mucho en los Estados Unidos. Aunque no esté de acuerdo con lo que dijo, fue muy interesante su presencia.”

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s